vicios.es.

vicios.es.

Los efectos de las drogas en el cerebro

Introducción

Las drogas son una realidad en nuestra sociedad que afecta a personas de todas las edades y estratos sociales. A pesar de todo lo que se sabe sobre los efectos negativos que tienen sobre el cuerpo humano, muchas personas deciden consumirlas, lo que puede provocar graves daños en su salud. En este artículo, exploraremos los efectos de las drogas en el cerebro, una de las zonas del cuerpo que se ve más afectada por su consumo.

Los efectos en el cerebro

Cuando una persona consume drogas, estas afectan al cerebro de diferentes maneras. Para entender los efectos en el cerebro, es necesario conocer cómo funciona esta estructura del cuerpo humano. El cerebro es el centro de control del cuerpo, encargado de darse cuenta de todo lo que sucede dentro de nuestro cuerpo y en el exterior, y de enviar los mensajes necesarios para mantenerlo en equilibrio. Hay diferentes partes del cerebro que se encargan de distintas funciones, como la memoria, la toma de decisiones y el control de emociones. Cuando una persona consume drogas, estas afectan a diferentes partes del cerebro. Uno de los primeros efectos que sucede es el aumento de la actividad en la llamada "vía de la recompensa". Esta parte del cerebro es la responsable de sentir placer después de haber hecho una actividad agradable, como comer algo sabroso o hacer ejercicio. Las drogas hacen que esta parte del cerebro se active de manera artificial, provocando una sensación de placer que es mucho más intensa de lo normal.

La dopamina y las drogas

La dopamina es uno de los neurotransmisores más importantes en el cerebro, que se encarga de transmitir los mensajes de una célula nerviosa a otra. Su función principal es la de regular el movimiento y controlar la sensación de placer. La dopamina se libera en grandes cantidades cuando se hace algo placentero, como comer algo sabroso o tener relaciones sexuales. Cuando una persona consume drogas, la cantidad de dopamina en el cerebro se dispara, provocando una sensación de placer mucho más intensa de lo normal. Esto es lo que los consumidores buscan, y es lo que les lleva a seguir consumiendo drogas. A medida que se aumenta el consumo, el cerebro se adapta a la cantidad de dopamina que está recibiendo, y de esta manera el efecto de la droga se va desvaneciendo, lo que lleva al consumidor a tener que aumentar la dosis para conseguir el mismo efecto. El problema es que el cerebro también se adapta a la cantidad de dopamina que está recibiendo, lo que significa que cuando la persona no está consumiendo drogas, el cerebro no produce suficiente dopamina por sí mismo. Esto puede provocar una depresión y la necesidad de volver a consumir drogas para sentirse mejor.

Las drogas y la memoria

Otro efecto que tienen las drogas en el cerebro es la pérdida de memoria. Cuando una persona consume drogas, esta afecta a la parte del cerebro que se encarga de almacenar y recuperar información. La memoria a corto plazo es la primera en verse afectada, y se tiene dificultad para recordar cosas que han pasado recientemente. Con el tiempo, la memoria a largo plazo también se ve afectada, lo que puede ser un problema grave para quienes quieren recordar cosas importantes a largo plazo.

Las drogas y la toma de decisiones

Cuando una persona consume drogas, también afecta a la parte del cerebro que se encarga de la toma de decisiones. La corteza prefrontal es la parte del cerebro encargada de tomar decisiones y planificar acciones, pero cuando se consume drogas, su actividad se ve afectada. Esto puede llevar a comportamientos impulsivos y a tomar decisiones equivocadas que pueden tener graves consecuencias.

Los diferentes tipos de drogas y sus efectos en el cerebro

Existen diferentes tipos de drogas, y cada una tiene un efecto diferente en el cerebro. A continuación, describimos los efectos de algunas de las drogas más comunes en el cerebro.

Alcohol

El alcohol es una droga que afecta a todo el cerebro de manera rápida. Se sabe que el alcohol reduce la actividad cerebral, lo que puede disminuir la capacidad de pensar y hablar con claridad. También puede afectar a la memoria a corto plazo y producir cambios de humor.

Cocaína

La cocaína es una droga que aumenta la cantidad de dopamina en el cerebro, lo que provoca una sensación intensa de placer. Sin embargo, este efecto es rápidamente seguido por una sensación de irritabilidad y ansiedad. La cocaína también puede afectar a la memoria y aumentar la probabilidad de sufrir un problema cardíaco.

Marihuana

La marihuana afecta a la parte del cerebro encargada de la memoria a corto plazo, así como a la capacidad para tomar decisiones y realizar tareas nuevas. También puede provocar una sensación de paranoia.

Conclusión

Las drogas tienen un impacto muy negativo en el cerebro, provocando efectos como la pérdida de memoria, cambios de humor, anormalidades en la toma de decisiones y adicciones. Es importante educar a las personas sobre los efectos negativos que tienen estas sustancias, para que puedan tomar decisiones informadas sobre su consumo. También es vital que quienes sufren de adicción reciban tratamiento y apoyo para poder superar la enfermedad.